Cocina sin harina

Tortitas de polenta al estragón para congelar

Estas tortitas son muy prácticas porque podemos preparar en cantidad y conservarlas en el congelador. Para comerlas se descongelan a temperatura ambiente y se preparan.

Quedan muy buenas simplemente horneadas o fritas, como acompañante de carnes con salsa, o acompañadas con salsa de tomate, jamón y mozzarella.

Ingredientes

6 raciones

  1. 500 grs polenta
  2. Caldo de pollo, mejor casero
  3. 2 ramitas estragón
  4. 30 grs mantequilla
  5. 3 cucharadas queso parmesano rallado
  6. Sal y pimienta molida
  1. Seguir las instrucciones del paquete para cocer la polenta, con el caldo y el estragón picado. Retirar del fuego, salpimentar y añadir la mantequilla y el queso. La masa no debe quedar demasiado líquida, por el contrario, más bien dura. Mezclar. Colocar en una placa y enfriar. El grosor de la polenta es a gusto de cada uno.  
  2. Una vez que la polenta esté fría cortar con un molde. El tamaño de cada tortita será de unos 6 cm. Colocar en el congelador en una bandeja, separadas unas de otras, hasta que estén bien duras.  
  3. Retirar del congelador y meter en bolsitas. Guardar nuevamente en el congelador. Cuando se quieran utilizar dejar un par de horas a temperatura ambiente. Servir a gusto.  

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close
Close