Perrito callejero conoce la felicidad gracias a la piedra que encontró en su camino

Que un perrito y una piedra encuentren juntos la felicidad plena pareciera más bien un hecho surgido de la mente de un escritor de cuento de hadas. Sin embargo, en este caso, este encuentro entre dos reinos es una feliz realidad.

Este perrito encontró en una piedra la felicidad.
Perrito
Se trata de la historia de un canino muy juguetón nombrado ya «Firulais Balboa», quien en cuestión de minutos se volvió viral al ser captado jugando con una piedra. Sí, con una piedra el perrito hizo vibrar los corazones de miles de cibernautas.

En las redes sociales circula este memorable video que demuestra que, los perros no solo son los mejores amigos del hombre. Su candor va mucho más allá y son capaces de encontrar alegría en cualquier objeto, incluso en una piedra mediana.

Perrito
“Los perritos pueden encontrar la felicidad en cualquier cosa, y para muestra este callejero que convierte a una piedra en su juguete favorito, demostrando que, para divertirse, solo falta una buena actitud y cualquier objeto funciona” se lee en el clip.

Las imágenes aparecieron por primera vez en la página de Meta Woof Woof TV, acompañadas de la frase anterior. En ellas se puede observar al dinámico Firulais empujando y rodando a placer la piedra a manera de pelota.

Así, la falta de juguetes no fue un obstáculo para que el perrito se divirtiese de lo lindo con su nueva piedra.

Se las ingenió como pudo para distraerse con lo primero que encontró en el camino, y con ello se instaló en el corazón de la gente.

Hasta el momento, el video del perrito y su piedra adorada ha alcanzado un techo de más de dos millones de reproducciones. Adicionalmente, las imágenes ya cuentan con poco más de 123 mil pulgares alzados y cientos de comentarios.

«Parece que el perrito está entrenando con su piedra. ¡Tiene patas fuertes!, Firulais Balboa”, escribió uno de los internautas en la publicación.

Desde el punto de vista de la psicología canina, se sabe que, generalmente, la causa principal de este tipo de conductas obedece al tema del hábito. Por ejemplo, a los cachorritos les encanta mordisquear y jugar casi con cualquier cosa.

No importa si se trata de una piedra, de un palo de madera o de una rama ordinaria. Muchos cuidadores creen que el juego de tirar y buscar no es riesgoso. Sin embargo, la realidad es que este tipo de prácticas pueden volverse obsesivas.

Ahora bien, si se trata de un ejemplar más grande, es posible que el perrito en cuestión llegue a lastimarse sus patitas o su hocico al jugar con una piedra. Ello, incluso pudiera derivar en heridas de cuidado, e incluso infecciones bucodentales.

También puede perder para siempre sus piezas dentales. Sin embargo, el peligro más alarmante es que se las trague, de manera intencional o no. Esto puede producir obstrucciones intestinales severas en el organismo de una mascota.

De no actuar con celeridad y a tiempo, el animalito pudiera fallecer por ahogamiento. Felizmente, nada de ello ocurrió en el caso de Firulais. En ningún momento el tierno perrito se causó daño alguno, pero sí que se mostró muy feliz.

Firulais es un perrito muy dulce. Él solo quería pasar un buen rato, jugar y divertirse con su juguete rocoso preferido. Su actitud fue todo un ejemplo para muchas personas de lo que significa ser feliz con lo más simple de la vida.

Se trata de una hermosísima escena como pocas y que, definitivamente, se convirtió en todo un suceso expandido por toda Internet. Realmente, un colirio para los ojos de todos los espectadores ávidos de historias bellas para recordar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *