Uncategorized

Receta( fáciles, ricas y saludables) de Croquetas horneadas.

300 gramos de jamón cocido
3 cucharadas de harina. (Otra adicional para el rebozado)
2 cucharadas de mantequilla
2 huevos grandes. (Otro adicional para el rebozado)
Sal al gusto

½ taza (aproximadamente) de leche entera

Pan rallado

  1. En una sartén, colocar una cucharada de mantequilla. Una vez esté completamente derretida, añadir los trozos de jamón cocido. Sofreír durante un par de minutos, trasladarlos a un plato y reservar.
  2. Sin necesidad de lavar, colocar la otra cucharada de mantequilla en la misma sartén que se usó con el jamón cocido. Una vez esté derretida, añadir tres cucharadas de harina. Remover hasta que empiece a dorar. Seguidamente, sumar de a poco un chorro de leche.
  3. Hay que remover hasta que quede seco. Nuevamente colocar un chorrito de leche y remover hasta que nuevamente quede seco. Este proceso se repite cuantas veces sea necesario, hasta obtener una textura densa y cremosa. Sin dejar de mezclar, añadir la sal.
  4. Si la preparación queda con muchos grumos, pasar rápidamente por la licuadora o batidora para deshacerlos. Regresar a la sartén y al fuego, sin detener la acción de revolver.
  5. Llega el turno de incorporar los huevos duros troceados, junto con los trocitos de jamón cocido. Mezclar hasta que quede todo bien integrado.
  6. Cuando esté lista, traspasar la mezcla a un plato hondo o a un bol de cristal y dejar en la nevera durante 30 minutos.
  7. Mientras tanto, se prepara en rebozado en tres platos: uno para la cucharada extra de harina. Los otros dos para el pan rallado y el huevo adicional.
  8. Transcurrida la media hora desde que se llevó la mezcla a la nevera, con una cuchara se toma un poco y se pasa por los tres platos del rebozado. Debe hacerse en este orden: primero la harina, seguido del huevo y por último el pan rallado. Moldear con las manos para ‘dibujar’ su forma final.
  9. Todas las croquetas se colocan en una bandeja y se llevan al congelador durante 10 minutos.
  10. Llega el momento final: ponerlas en el horno. Serán 20 minutos, a una temperatura de 200°C. A mitad del horneado, dar vuelta a las croquetas para que queden iguales por ambas caras.

Con esta receta de croquetas horneadas podrás darte un gusto (y dárselo a tu familia), sin complejos de culpa. Variar de su técnica culinaria tradicional, fritas, sin renunciar al buen sabor, es algo que tu organismo agradecerá.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLOSE
CLOSE
error: Content is protected !!
Close
Close