Uncategorized

Rápidos para acompañar el té de media tarde y los panecillos dulces más fáciles

Para 6 unidades
Levadura química (una cucharadita) 5 g
Harina bizcochona con levadura 350 g
Mantequilla 85 g


Azúcar (tres cucharadas) 45 g
Esencia de vainilla 5 ml
Leche 175 ml


Zumo de limón 15 ml
Huevo batido 1

Dificultad: Fácil
Tiempo total 30 m
Elaboración 20 m
Cocción 10 m

Añadimos el azúcar y removemos.

Hacemos un hueco en el centro y añadimos la buttermilk. Mezclamos con rapidez, pero sin amasar. Espolvoreamos con harina la superficie de trabajo y volcamos la masa sobre ella. Amasamos (doblamos) dos o tres veces y aplastamos con la mano hasta obtener una plancha de unos 4 cm de alto.

Cortamos con un cortapastas redondo de unos 5-6 cm. Para que la masa no se pegue, espolvoreamos el interior del cortapastas con un poco de harina. Colocamos los scones sobre una bandeja de horno con papel vegetal. Juntamos el sobrante de masa y repetimos la operación hasta terminarla.

Pincelamos la superficie de los scones con huevo batido. Cocemos los scones en el horno, precalentado a 200 ºC con calor arriba y abajo, durante 10 minutos o hasta que la superficie esté dorada. Dejamos atemperar unos minutos antes de servir.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLOSE
CLOSE
error: Content is protected !!
Close
Close